German Carreño: Sudáfrica, al paso