German Carreño sugiere estos diez destinos para unas vacaciones decembrinas

german carreño venezuela

German Carreño sugiere estos diez destinos para unas vacaciones decembrinas

Si no sabes a dónde ir en diciembre, toma nota de todas estas recomendaciones para unas vacaciones ideales en uno de los meses más fríos del año en algunos lugares del mundo y en otros un verano ideal.

Decidir a dónde viajar en diciembre puede resultar un tanto complicado. Muchos son los que tienen vacaciones en este momento y los precios del alojamiento y de los pasajes de avión suelen estar por las nubes. Sin embargo, hay lugares estupendos en los que planear unas vacaciones en diciembre debido a su clima o al ambiente especial de estas fechas.  A continuación German Carreño comparte algunas recomendaciones.

1. Viena, Austria
Si tienes unos días de vacaciones en diciembre algunas opciones en Europa que te enamorarán. Como es el caso de Viena, la capital europea por excelencia de los mercados de Navidad. Del 17 de noviembre al 26 de diciembre, se llena de luces, casetas de madera en las que se venden artesanía local y objetos navideños. El paseo dura al menos 3 días, porque encontrarás varios mercadillos distribuidos a lo largo de la ciudad: el del Palacio de Schonbrunn, el del Ayuntamiento o el de Spittelberg son solo algunos de ellos. En la página oficial de Turismo de Austria puedes consultar toda la información. La capital de Austria reúne muchísimos edificios y palacios de corte imperial, teatros, galerías de arte y, por supuesto, preciosas cafeterías y pastelerías en las que se sirve la deliciosa tarta Sacher, entre otros variados manjares.

2. Rovaniemi, Finlandia
¿Puede haber un lugar más apropiado a donde viajar en diciembre que a la casa de Papá Noel? Santa Claus vive en un pequeño rincón de Finlandia llamado Rovaniemi, ubicado en la Laponia finlandesa. Podrás saludarle y pedirle un regalo en su oficina y luego ver cómo trabajan los elfos y otras criaturas mágicas en el Santa Park, un parque perfecto si estás pensando en unas vacaciones en diciembre con niños. En el caso de que seas más fan de sus Majestades los Reyes Magos, no te preocupes, hay otras muchas cosas que hacer en esta región de Finlandia. Además de alojarte en un iglú, ver la cascada congelada de Korouma o probar la famosa sauna finlandesa, es una época estupenda para poder contemplar, con suerte, las auroras boreales. Si quieres disfrutar de los paisajes del Círculo Polar Ártico, busca vuelos a Rovaniemi y regálate uno de los viajes más impresionantes que puedes hacer en diciembre.

3. Nueva Zelanda
Para unas vacaciones en diciembre épicas: Nueva Zelanda, allí estarán en pleno verano y te esperan unos paisajes de película (nunca mejor dicho, pues las de El Señor de Los Anillos y El Hobbit se rodaron allí). Aunque las postales que has visto del archipiélago proceden en su mayoría de la isla sur, no menosprecies los encantos del norte. Allí te esperan volcanes como el Tongariro y el Taranaki, géisers como los de Rotorua, cañones y ríos subterráneos como Waitomo y la cuna de El Señor de los Anillos, Hobitton. Cruzá en ferri al sur del archipiélago para seguir abriendo la boca de par en par. No te pierdas lugares como los fiordos Milford Sound y Doubtful Sound, los imponentes glaciares Fran Josef y Fox, la península de Dunedin y sus pingüinos, los lagos de Manapouri y Wanaka o los senderos del Abel Tasman National Park, donde están las mejores playas de Nueva Zelanda. ¡Hay infinitas rutas en coche!

4. Port Barton, Filipinas
Filipinas, Sudeste Asiático, una estupenda opción si no sabes a dónde viajar en diciembre, pero sabes que necesitas unas dosis de vitamina D. El pequeño pueblo de Port Barton es una de las nuevas estrellas de Palawan, catalogada como una de las mejores islas del mundo. Lo que conquista a todos los viajeros es su sencillez, pues aquí no encontrarás tráfico, ni tampoco grandes tiendas u hoteles de lujo. Caminando podrás llegar a dos playas espectaculares, White Beach y Coconut Beach, en las que apenas encontrarás a otros viajeros. Si eres más de agua dulce, también son accesibles a pie las cascadas de Pamuayan y las de Bigaho. Pero, sin duda, lo que no puedes dejar de hacer es uno de sus famosos island hopping. Saltando de isla en isla con una barca tradicional podrás descubrir islas deshabitadas en las que las reinas son las estilizadas palmeras, las playas de arena blanca y las aguas transparentes. Además, en diciembre es cuando comienza la temporada seca y la probabilidad de lluvia es mucho menor.

5. Senegal
Dicen que Senegal es el “Caribe africano”, así que es un estupendo lugar a donde ir en diciembre si estás buscando buen tiempo y playas. Con más de 700 kilómetros de costa, en Senegal encontrarás playas de arena dorada y aguas cristalinas perfectas para darte un chapuzón o practicar deportes como el surf, el submarinismo o el kayak. Casi en la frontera con Guinea Bissau y Gambia, este territorio salvaje te ofrece playas kilométricas, ambiente familiar y relajado y una oferta hotelera para todos los bolsillos. Si buscas algo más accesible y con más comodidades, Saly es la zona más turística de Senegal y en ella incluso podrás dejarte mimar en resorts de “todo incluido”.

6. Tenerife, Canarias, España
Tenerife, como parte de las “islas afortunadas”, las Islas Canarias, se caracteriza por tener una temperatura media anual de 22ºC. Será raro que tengas que recurrir al abrigo, puesto que la temperatura mínima media siempre está por encima de los 14ºC. Por ello, podrás disfrutar de algunas de las mejores playas de Canarias como la de El Médano o la de Las Teresitas. Tenerife es mucho más que playa, un viaje a la isla te garantiza paisajes épicos como los del Parque Nacional del Teide o los acantilados de Los Gigantes o ciudades y pueblos con encanto como La Laguna, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

7. Media Maratón de Angkor Wat, Camboya
¿Te imaginas corriendo entre edificios con 9 siglos de historia? En Angkor Wat, Camboya, se celebra cada año una media maratón que lleva reuniendo a corredores de todo el mundo desde 1996. Si quieres hacer algo diferente en tus vacaciones en diciembre, éste es el destino. Este mes es el ideal, ya que las temperaturas son más llevaderas y, al ser estación seca, la probabilidad de lluvias es bastante reducida. Por supuesto, no puedes desaprovechar la oportunidad de conocer los templos de Angkor y luego hacer un recorrido por Camboya que incluya, al menos, playas como las de la isla de Koh Rong. Así podrás descansar las piernas como se merecen.

8. Año Nuevo en Sidney,
Australia
¿Quieres ser de los primeros en recibir 2019 y en hacerlo por todo lo alto? Un lugar genial a donde ir en diciembre para ti es, sin duda, Sidney. El espectáculo de fuegos artificiales de esta ciudad australiana es uno de los más conocidos del mundo y no hay año que la imagen de la Opera House envuelta en colores no salga en todos los medios. El show de luces suele durar varias horas, aunque el más conocido es el que despide el año, que se prolonga a lo largo de unos 15 minutos.

9. Día de la Virgen de
Guadalupe, México
Viajar a México siempre es un placer, pero hacerlo en un momento en el que puedes vivir sus tradiciones es aún más recomendable. La Virgen de Guadalupe goza de gran devoción y su día grande es el 12 de diciembre. Aun así, la noche anterior es posible ver cómo las iglesias se llenan de fieles liderados por los danzantes matlachines para celebrar lo que se conoce como “las mañanitas a la Guadalupana” o la serenata a la Virgen. El mejor lugar para ser parte de esta fiesta es Ciudad de México, porque más de 5 millones de personas se reúnen el santuario de Guadalupe, en el cerro del Tepeyac. En él se encuentra la imagen más importante de esta virgen y, además, ¿sabías que es el 2º santuario más visitado del mundo? Solo lo supera el de El Vaticano.

10. Klausjagen, Küssnacht,
Suiza
Nuestro último rincón en esta lista de lugares a donde viajar en diciembre es la pequeña ciudad de Kussnacht, en Suiza. El motivo es ser parte del Klausjagen o la “persecución de Claus”. A orillas del lago Lucerna, en la víspera del día de San Nicolás, más de 20.000 personas invaden las calles de Kussnacht para ver una enorme procesión que tiene nada más y nada menos que 6 partes. La más fotogénica es aquella en la que los hombres portan los iffelen, unas enormes y coloridas lámparas de papel iluminadas por velas que pueden llegar a medir más de 2 metros de alto. A ellos les acompaña el sonido constante de los cencerros y, por supuesto, el de la alegría de la gente, que continúa la fiesta en los bares hasta altas horas de la noche. Si quieres saber más sobre este interesante evento en diciembre, puedes visitar  la página oficial del Klausjagen.

 

Con información de: ellitoral.com.ar

 

Compartir