German Carreño enlista cinco destinos para los amantes del buceo

german carreño venezuela

German Carreño enlista cinco destinos para los amantes del buceo

Efra Méndez y Annabel Almagro, fotógrafos, instructores de buceo, y creadores del blog Viajarbuceando.com , nos ofrecen ideas para descubrir los mejores paisajes submarinos.

En los últimos años, el turismo de buceo se ha duplicado. Los viajeros no solo tienen curiosidad por ver la superficie terrestre, sino que también buscan profundizar en el fondo marino. Hay muchísimos rincones en el planeta que merecen la pena. En realidad, únicamente conocemos el 5% del mundo submarino. De esta manera lo comparte German Carreño.

Algunos destinos están más lejos, otros más cerca: por ejemplo, las Azores en Portugal o el archiconocido mar Rojo en Egipto. Según los gustos del buceador, el tipo de buceo que se prefiera podrá viajar de una punta a otro del globo sumergiéndose entre bosques de Kelp, cenotes sagrados, pecios históricos o en compañía de animales como el gran tiburón blanco.

En los últimos años, el turismo de buceo se ha duplicado. Los viajeros no solo tienen curiosidad por ver la superficie terrestre, sino que también buscan profundizar en el fondo marino. Hay muchísimos rincones en el planeta que merecen la pena. En realidad, únicamente conocemos el 5% del mundo submarino.

Algunos destinos están más lejos, otros más cerca: por ejemplo, las Azores en Portugal o el archiconocido mar Rojo en Egipto. Según los gustos del buceador, el tipo de buceo que se prefiera podrá viajar de una punta a otro del globo sumergiéndose entre bosques de Kelp, cenotes sagrados, pecios históricos o en compañía de animales como el gran tiburón blanco.

 

 

Aunque no hace falta irse muy lejos para poder disfrutar del buen buceo. En España encontramos muchos destinos que se han posicionado a nivel internacional entre buceadores de todos los niveles por el atractivo de sus fondos submarinos. La reserva marina de Cabo de Palos e Islas Hormigas, la de las Islas Columbretes, el parque natural marítimo-terrestre de Cabo de Gata-Níjar, las Islas Baleares e incluso la desconocida isla de Perejil son destinos nacionales que brindan inmersiones espectaculares. Pero hay dos destinos nacionales que particularmente nos resultan muy interesantes por su biodiversidad y la belleza de sus costas: la Costa Brava y las Islas Canarias.

1- Buceo en la Costa Brava

Sin duda alguna el litoral catalán es un destino de buceo que ningún submarinista que se precie se puede perder. La Costa Brava ubicada en el noreste de Catalunya, es ideal para disfrutar de la bonita biodiversidad que ofrece el Mediterráneo. Preciosos pueblos costeros de tradición pesquera como Blanes, Lloret de Mar, Tossa de Mar, Sant Feliu de Guíxols, Palamós, Tamariu, L’Estartit o Port de la Selva, ofrecen una gran variedad de inmersiones para todos los gustos y niveles.

Corales, caballitos de mar y barcos hundidos

En la Costa Brava predominan los fondos coralígenos, las praderas de posidonia, las barras rocosas y las paredes de gorgonias. Su fauna más característica contempla bancos de sargosdentonespulpos, gran variedad de opistobranquios, caballitos de mar, meros y diferentes especies de crustáceos.

No podemos dejar de mencionar sus parques naturales y zonas protegidas como el Cap de Creus, las islas Medas y la costa del Montgrí, en las que mar y tierra se unen componiendo obras de belleza singular. Algunas de las inmersiones más emblemáticasrepartidas por la Costa Brava son la Mar Menuda, la Roca Muladera, los Ullastres, cañones de Tamariu, Furió Fitó, las islas Formigues o la Massa d’Or (la Rata) por nombrar algunas. También encontramos diversos barcos hundidos como el Boreas, el Marmoler o el Reggio Messina, que no defraudarán a los amantes de los pecios.

2- Las Islas Canarias todo el año

Siguiendo con los destinos nacionales, son de visita obligatoria para los amantes del mar las bonitas inmersiones de los fondos canarios. Este archipiélago en el océano Atlántico nos ofrece escenografías distintas según la isla en la que elijamos sumergirnos y son perfectas para bucear en cualquier época del año.

‘La Catedral’ de Tenerife

Empezando por Tenerife podríamos bucear en el túnel de Garachico, el faro de Punta Rasca o el pecio de Tabaiba por nombrar algunos. Pero uno de los puntos más emblemáticos es, sin duda, la Catedral. Se trata de una inmersión con bonitos arcos basálticos y bóvedas que alberga una cueva de formación volcánica con 20 metros de alto.

Lanzarote y La Graciosa

En la singular isla de Lanzarote encontramos varios puntos de inmersión como la Burrera, El Charco del Palo, la Roncadera, laCatedral, las Cañas, el Veril de Las Anclas, el Telamón o el Rabat. Son inmersiones que no defraudan por la variedad y cantidad de peces que podemos encontrar a lo largo de la costa, en Playa Grande y Playa Chica y en la popular Isla de La Graciosa. Curiosamente el artista Jason deCaires Taylor ha creado en Lanzarote el Museo Atlántico, el primer museo de arte submarino de Europa. Se trata de una serie de estatuas sumergidas que ofrecen un buceo diferente al que estamos acostumbrados y que son una llamada a la defensa de los océanos.

 

 

 

El Las Calmas en El Hierro

La isla de El Hierro con su morfología de isla volcánica y sus transparentes aguas con visibilidad de hasta 40 metros y una temperatura media de 21 grados, es una delicia para todo tipo de buceadores y uno de los mejores destinos de Europa para sumergirse. Algunos de sus puntos más conocidos son Baja BocaronesPunta Restinga, Muelle de La Restinga o el Bajón. La reserva marina del Mar de Las Calmas, al sur de la isla, atrae a buceadores de todo el mundo por su innegable belleza.

El Cabrón en Gran Canaria

Gran Canaria es otra de las islas a las que viajar para practicar submarinismo. Con paisajes muy diferentes dependiendo si nos desplazamos al norte teñido por el verde de sus bosques o al sur árido y seco. En Gran Canaria podemos zambullirnos en la reserva marina de El Cabrón, en los pecios de Mogán o en el Pasito Blanco, aunque también encontramos puntos de buceo para buceadores técnicos y avanzados como los espectaculares pecios de Kalais y Frigorífico.

3- Buceo del Lodo (muck dive) en Indonesia

Para todos aquellos apasionados de la vida macro recomendamos el buceo en Indonesia y Filipinas. El estrecho de Lembeh y el parque marino de Bunaken en Indonesia se han hecho famosos en los últimos años gracias a la fotografía submarina. Las extrañas y extravagantes criaturas de los fondos del mar de Célebes han captado la atención de biólogos y buceadores de todo el mundo que acuden para practicar el muck dive.

Este tipo de buceo, que traducido al español significa buceo en lodo, se caracteriza por realizar inmersiones en áreas poco profundas y por lo general con mala visibilidad sobre un sustrato sedimentario, formado por lodo y detritus. En este escenario hostil sus particulares habitantes han evolucionado para poder sobrevivir a través de estrategias defensivas como el veneno y o técnicas de camuflaje como los colores llamativos.

Rarezas marinas

En medio del lodo abundan anémonas y peces payaso de todo tipo, anguilas marinas, peces sapo, peces pipa, nudibranquios, caballitos de mar y diversidad de peces demonio y de la familia de los escorpénidos. Pero los que más llaman la atención son animales tan raros e impresionantes como el caballito pigmeo, el pez sapo peludo, el pulpo de anillos azules, los peces mandarín, la sepia flamboyante o las polillas de mar caminando sobre el fondo con sus aletas pélvicas.

4- Filipinas y sus más de 7.000 islas

Filipinas es un destino que ofrece desde vida macro y coloridos arrecifes coralígenos, al avistamiento de grandes pelágicos o los famosos pecios japoneses de la II Guerra Mundial en Coron. En el archipiélago de Bisayas encontramos los mejores lugares de buceo del país en Malapascua, Tubbataha y Bohol. Malapascua es conocida por albergar a uno de los tiburones más bellos del mundo, el tiburón zorro. Este animal vive a profundidades de 200 metros pero emerge periódicamente a cotas menos profundas para el deleite de los buceadores que acuden a su encuentro.

Tiburones, mantarrayas y almejas gigantes

El parque marino de Tubbataha, declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1993 es un santuario marino protegido que durante la primavera permite bucear en cruceros de vida a bordo. Se trata de una zona de buceo alejada, un arrecife coralino con corrientes que son ricas en nutrientes y atraen a innumerables escualos como el tigre, el gato, el martillo y el tiburón gris, además de mantarrayas ballenas.

En la isla de Bohol se ofrecen inmersiones para las populares islas de Pamilacan Balicasag, además de tener muy buen buceo local a pocos minutos de navegación desde la playa. Se trata de inmersiones en aguas cristalinas, donde aparte de peces sapo, almejas gigantes, nudibranquios, peces mandarín y demás fauna macro es posible ver grandes bancos de jureles, tortugas y el tiburón ballena.

5- Grandes mamíferos marinos en Baja California

Si te apetece un subidón de adrenalina buceando entre grandes animales entonces nos vamos a la otra punta del mundo. Baja California, al noroeste de México, alberga grandes mamíferos marinos con los que poder sumergirte leones marinosballenas además de móbulas, marlín, tiburones, delfines y tortugas. La península de Baja California es un destino de paisajes desérticos y cactus centenarios, bañada por el océano Pacífico al oeste y el mar de Cortés al este, definida por Jacques Cousteau como “el acuario del mundo”.

La mejor zona de buceo es Revillagigedo islas Socorro, las “Galápagos mexicanas”. Un archipiélago formado por tres islas volcánicas a 400 kilómetros de la costa occidental en el que el buceo se realiza en cruceros de varios días. En este lugar encontramos unafauna y flora marina y terrestre únicas, con un alto endemismo de especies de aves y peces, como el pez ángel de Clarión.

Sumergirse con leones marinos

En la península de Baja California, las zonas de buceo más interesantes están en La Paz y el parque nacional de Cabo Pulmo, aunque también hay buceo al sur en Los Cabos al norte en la ciudad de Loreto. La capital de Baja California Sur, La Paz, ofrece varios puntos de buceo interesantísimos. En El Bajo se pueden observar bancos de tiburones martillo, grandes bancos de jureles, atunes y mantarrayas gigantes del Pacífico. El arrecife de Swanee Reef alberga abundante vida marina y en éste encontramos el pecio de Salvatierra que chocó en su día contra el mismo. En isla Cerralvo, llamada también la isla de Jacques Cousteau, encontramos la inmersión de la Reina, con un fondo sembrado de corales cerebro y gorgonias de diferentes tipos. Y en los Islotes, a media milla al norte de la isla de Espíritu Santo, hay una colonia de leones marinos californianos con más de 200 ejemplares con los que poder sumergirse. Estos interesantes mamíferos marinos suelen nadar curiosos alrededor de los buceadores e interactuar con ellos.

‘Snorkel’ con el tiburón ballena

Además de todos estos atractivos, se puede hacer snorkel con el tiburón ballena en la bahía de La Paz donde se producen avistamientos constantes del pez más grande del mundo, desde principios de invierno a finales de primavera. Destacar también la posibilidad de encuentros con ballenas azules, ballena gris y ballenas jorobadas que año tras año regresan a estas aguas para aparearse y dar a luz a sus ballenatos.

Dos pecios y el tiburón toro

Si seguimos hacia el norte encontramos el parque nacional de Cabo Pulmo, una reserva marina que cuenta con el arrecife de coral más grande del golfo de California y desde el 2008 forma parte de la lista del convenio RAMSAR para la Conservación de Humedales de Importancia Internacional. En esta reserva se puede bucear en los restos de dos pecios, el carguero Colima y el atunero Vencedor. En sus fondos encontramos tortugas, grandes bancos de rayas murciélago y de meros y su animal estrella: el tiburón toro.

 

Con información de: lavanguardia.com

Compartir