German Carreño detalla las mejores playas de Río de Janeiro para visitar este 2019

german carreño venezuela

German Carreño detalla las mejores playas de Río de Janeiro para visitar este 2019

Las playas de la ciudad Río de Janeiro son sinónimo de aventuras, vistas hermosas, deportes y por supuesto, cuerpos con fuertes músculos y curvas de muerte lenta.

Desde Ipanema y Copacabana hasta playa Perigoso, Arpoador y Vermelha, en las mejores playas de Río de Janeiro nunca te aburrirás. Aprovecha al máximo esos días de sol haciendo algo diferente y disfruta totalmente de las playas brasileñas

A continuación, encontrará todo acerca de cómo llegar, qué hacer en cada lugar, dónde ir y todas las actividades que ofrecen estas espectaculares costas, ubicadas al sur de Brasil.

A continuación German Carreño detalla el listado de las playas lindas de Río de Janeiro.

  1. Playa Flamengo

Playa Flamengo te agradará porque mucho de lo que ofrece para hacer se relaciona con los deportes. Entre el aeropuerto Santos Dumont, localizarás el arenal de Flamengo.

El fútbol es su actividad por excelencia, allí podrás practicar y demostrar tus destrezas al estilo Neymar, pero sin tanto drama. Su característica más distintiva son los pájaros flamencos que hacen vida en la zona.

Si das una vuelta te toparás con muchos sitios qué visitar en Río de Janeiro, como el Centro Cultural Oduvaldo Vianna Filhoel y el Parque Brigadeiro Eduardo Gomes, al igual que el famoso Museo de Arte Moderno. Pero, si lo tuyo es la diversión, Flamengo posee la mejor vida nocturna que puedas imaginar en una de las playas recomendadas en Río de Janeiro.

2. Playa do Perigoso

Perigoso la encuentras muy cerca de Grumari, en Barra de Guaratiba, en Río de Janeiro, Brasil. Se identifica por ser una costa desierta y atractiva para los amantes del buen turismo. Te gustarán sus 2 kilómetros de extensión, llenos de senderos y rutas señaladas.

Es la favorita de los amantes del buceo, con esta práctica podrás apreciar la diversidad de peces y corales que se encuentran en su fondo marino. Sin embargo, debes tener cuidado de su fuerte oleaje que suele ser peligroso para los turistas y por lo cual está lejos de ser de las playas más seguras en Río de Janeiro. Por algo se llama perigoso, que en español significa peligroso.

Si quieres arrugarte como una pasa, puedes visitar sus manantiales de agua dulce de los que no querrás salir por un buen rato.

3. Playa Pontal do Atalaia

En Arraial de Cabo, a un kilómetro de las playas de Forno, encontrarás Pontal de Atalaia, una ribera compuesta por dos litorales que se unen cuando baja la marea, sin duda, es una de las playas más bonitas en Río de Janeiro.

Allí tú única preocupación será decidir de qué lado quedarte, pues en una parte el mar se torna de color azul y del otro se vuelve color verde.

La playa te ofrece un hermoso mirador, donde podrás volverte loco tomando selfies. También encontrarás una pequeña ruta, conocida como la Gruta del Amor, si vas en pareja los hará felices este hermoso escenario, aunque si eres un alma solitaria puedes pasear en barco y conocer la cueva al fondo del mar de Arraial de Cabo.

  1. Playa de Piratininga

Piratininga es la preferida de quienes buscan un ambiente familiar sin dejar de lado la diversión de los deportes acuáticos. En la ciudad de Niteroi, en Río de Janeiro, localizarás dicha bahía con abundante vegetación que atrae a bañistas de todas las partes del mundo por su imponente belleza natural.

También es conocida como una de las playas para surfear en Río de Janeiro y la preferida de los jóvenes amantes de la fiesta y la vida nocturna.

Muy cerca de Niteroi podrás visitar el Teatro popular Oscar Niemeyer, conocido como el Camino Niemeyer uno de los principales atractivos turísticos de la cuidad. De igual forma, debes conocer el Parque da Cidade una reserva natural de encanto para que los niños estén en contacto con la naturaleza en su viaje en Río de Janeiro.

  1. Morro dois Irmaos

La imponente formación rocosa de Morro Dois Irmaos se ubica en el barrio de Vidigal en Río de Janeiro. Para comenzar a conocerlo debes realizar la ruta de senderismo que lleva hasta una montaña donde podrás tener una vista panorámica de 360 grados de las playas turísticas de Río de Janeiro.

Son 40 minutos de recorrido, pero es una subida bastante fácil de realizar. Si estás en buena forma las rutas de ciclismo son otras de las cosas que puedes hacer, pues el recorrido tiene un aproximado de cinco horas.

Allí mismo encontrarás el inicio del Parque Dois Irmãos que tiene cuatro miradores a diferentes alturas, desde los que se obtienen vistas de la Laguna Rodrigo de Freitas, el Jardín Botánico, el Cristo del Corcovado y las costas de Leblón e Ipanema.

  1. Playa de Icaraí

Playa de Icaraí se destaca por sus bellísimas puestas de sol, su arena dorada junto a sus aguas que varían en tonos color verde. Se trata de la bahía favorita de los fieles amantes de surf, por las buenas olas que suele tener la mayor parte del tiempo. De hecho, en temporada de mayor afluencia se realizan campeonatos de surf nacionales.

A pesar de que no forma parte de la gama de playas tranquilas en Río de Janeiro por su oleaje, de igual forma puedes jugar voleibol, fútbol, caminar o andar en bicicleta en el paseo marítimo a cualquier hora del día. Este destino lo encuentras en Niterói, frente las playas del Flamengo y de Botafogo.

  1. Playa da Bica

Playa da Bica es un destino ideal para hacer turismo en Brasil, es otra de las playas tranquilas de Río de Janeiro, lo que la convierte en un excelente destino para ir solo o acompañado. Se ubica en Guanabara, cerca de la isla del Governador.

Además de sus aguas apacibles de color esmeralda y arena dorada, su ambiente fresco y relajado es ideal para practicar fútbol, tenis y canoa hawaiana. Al litoral lo rodean hermosas montañas, a su vez tiene un mirador natural desde el que podrás hacer muy buenas fotos en estas excelentes playas de Río de Janeiro.

  1. Playa de Copacabana

Playa Copacabana de Río de Janeiro, Brasil es quizás la playa más relevante del lugar, cerca de Ipanema. Sus 4 kilómetros de extensión te brindan una excelente oferta turística en esta ciudad brasileña. Es famosa por su ambiente colorido, animado y ajetreado,

Al ser una de las playas para visitar en Río de Janeiro, es muy solicitada por los temporadistas y suele tener una gran afluencia de visitantes. Aquí durante el día podrás apreciar su entorno familiar y desenfadado, pero en la noche el ambiente te invita a la fiesta y el desvelo.

Cuando estés en esta bahía, no dejes de probar el famoso cóctel caipirinha, una bebida tradicional de Copacabana que no podrás olvidar nunca.

  1. Playa Barra de Tijuca

Playa Barra de Tijuca es una de las playas que visitar en Río de Janeiro. Su arena blanca y costas de color verde crean la estancia perfecta para quienes buscan privacidad y la ubicas en Barra de Tijuca, muy cerca de Recreio de las Bandeirantes,

Allí encontrarás a los amantes del windsurf, bodyboard y kitesurf. Pero, si lo tuyo no son las prácticas acuáticas, andar en bicicleta y hacer rutas de senderismo o dar paseos en barco son otra de las cosas que puedes hacer. Si vas con niños, llévalos a visitar la plaza de Iván Passini, con juegos y atracciones para mantenerlos entretenidos.

Como dato curioso debes saber que allí mismo en Barra de Tijuca encontrarás la Cuidad de las Artes, el museo de futbol y el Bosque da Barra que no puedes dejar de visitar.

  1. Playa de Ipanema

Hacer turismo en Brasil no tiene sentido si no vas a Playa Ipanema, una de las playas famosas de Río de Janeiro por dividir sus costas con puestos de socorrismo. Sus 2 kilómetros de litoral y suave arena blanca reciben a todo tipo de visitantes.

Ipanema suele ser bastante frecuentada tanto por turistas, como habitantes de la región que buscan dar un paseo en bicicleta, o simplemente para tomar la famosa agua de coco que venden en la mayoría de los restaurantes de Río de Janeiro.

Pero, la magia no solo ocurre durante el día, la vida nocturna en Ipanema es bastante agitada porque realizan fiestas, fogatas y conciertos en vivo.

Con información de: lanzateyviaja.com

Compartir