German Carreño detalla dos destinos de película, desde Egipto hasta París