German Carreño comparte cuatro ideas para impactar en un viaje de incentivo

german carreño venezuela

German Carreño comparte cuatro ideas para impactar en un viaje de incentivo

Hacer vivir al asistente una experiencia memorable y única que de otra forma no podría disfrutar si no es a través del viaje motivacional que hace con su empresa. Esta es una de las premisas para el éxito de un incentivo.

Más allá de destinos exóticos y servicios de lujo, la tendencia en este tipo de viajes es reforzar el sentido de pertenencia integrando actividades que permitan conocer el destino de una forma diferente, con actividades que queden en el recuerdo y que incentiven a ganarse el viaje el año que viene. De esta manera lo comparte German Carreño.

Un incentivo en Escocia a lo Braveheart: ¡cámaras y acción!

La agencia InTravel de la mano de David Albadalejo (Key Account Manager), diseñó un incentivo por Escocia entre castillos, leyendas, y muchas sorpresas con el objetivo de vivir el país de una manera más que diferente, y hacerles sentirse protagonistas de su propia historia creada por y para ellos transformando el destino en un plató de cine. Dividieron el grupo en clanes y durante las visitas por Dublín, castillos y distintas localizaciones de película, cada clan dispuso de un tiempo limitado para el desarrollo y diseño para crear, grabar y protagonizar un anuncio donde vender el producto que se les entregó en la reunión del primer día de viaje.  Fox No limits cubrió el rodaje y durante los pocos tiempos que disponían durante el viaje, realizó el montaje y la postproducción de los anuncios para su proyección durante la cena de gala de la última noche.

Incentivo entre París y Venecia, bajo la inspiración de Agatha Christie

¿Te imaginas viajar al pasado en el Orient Express y recorrer las principales ciudades inspiradas en la famosa novela “Asesinato en el Orient Express”? Este fue la idea de la agencia Nuba para un incentivo de cuatro días: sorpresas y misterio bajo diferentes escenarios para 55 personas de una empresa de automoción.

Con estas dos ciudades como escenario y el claim ‘Un Viaje en el Tiempo’ como eslogan, les llevaron de la Venecia del pasado, la del misterio y desenfreno (carnaval, máscaras, historias de amor y fechorías de un tal Casanova) al París más vanguardista con sus artistas, obras modernas, tendencias en moda, con la sombra de un misterio que se gestó en Venecia y que les acompañaría hasta el fin de viaje. Uno de los momentos más impactantes del viaje: la cena de máscaras que incluyó una visita previa al atelier donde donde los invitados realizaron la prueba de los trajes a medida que llevarían.

Una aventura en la montaña de la mano de Jesús Calleja

A Phone House le gusta el desafío, y le gusta que sus equipos se impliquen en los retos. La empresa lo demostró de primera mano en este evento donde el trabajo y el esfuerzo en equipo fueron claves. Casanova Comunicación llevó a la empresa al más recóndito pueblo de España: Tresviso, en los Picos de Europa, fue el objetivo para llevar a sus habitantes los servicios de la empresa. La expedición fue toda una aventura a lo Desafío extremo con el mismísimo Jesús Calleja como guía y compañero. Fueron muchos kilómetros de trecking durante tres días a ‘pasito de vaca’ por los senderos y bosques de los Picos de Europa.

Formentera al volante de un Mehari

Formentera es una isla que impregna al visitante relax y tranquilidad… Por eso, la agencia de viajes Excelsior organizó un incentivo por la isla, pasando por Ibiza y Denia. Formentera es pequeña, pero tiene lugares idílicos, como el Molino de la Mola, la playa de Illetes, San Fransesc (el principal pueblo con gastronomía y tiendas locales) o Cala Saona. El recorrido por la isla se realizó en coches tipo Mehari (tanto los míticos Citroen Mehari como los nuevos e-Mehari) de forma ecológica, ya que son coches electrónicos. Es una manera de integrarse en el estilo de la isla, ya que se respira un ritmo más relajado y natural que en Ibiza.. Exclusivamente el grupo se juntó para comer, y por la noche: fiesta de blanco en Es Molí de la Sal, un antiguo molino marinero reconvertido en un restaurante mediterráneo.

 

 

Con información de: eventoplus.com

 

 

Compartir